El disco duro, el componente menos comprendido del ordenador

componentes del disco duroEl disco duro es el componente menos comprendido del ordenador para la gran mayoría de usuarios. El seleccionar un disco duro de las docenas disponibles es con frecuencia basada en un dato especifico – generalmente o en tiempo de acceso o en el tamaño del cache. Muchos usuarios desconocen que estas cifras de “rendimiento” no significan nada por sí solas.

Los discos son dispositivos holísticos (o sea una suma de sus partes), donde ningún atributo por sí solo determina el rendimiento o calidad. Existen varios componentes físicos y lógicos para cada disco duro. Uno debe de investigar la hoja de información del producto que ofrece el vendedor en su Web para determinar el potencial de rendimiento de un disco, y no depender meramente de unos datos tan particulares como el tiempo de acceso y del tamaño del cache publicado. Pero uno debe de saber qué esta buscando y de cómo interpretar las especificaciones dadas en orden de darle uso alguno a esa información.

Tengan en mente que mientras las siguientes explicaciones podrían parecerles simples, mucha de la ingeniería involucrada es increíble.

Componentes físicos

Empecemos con un análisis de las partes que se requieren para crear un disco duro. Existen seis (6) principales componentes físicos en cada disco:

  • Ensamblaje del motor y encaje del disco
  • Platillos magnéticos
  • Ensamblaje de la cabeza y el actuador
  • Lógica de control y tarjeta de cache
  • Interfaz de bus lógico
  • Fuente de energía

Es útil pensar que el empaquetado del motor, los platillos, cabezas y control de lógica es lo que define a una familia de modelos de un vendedor donde el modelo especifico (tipo y capacidad) del disco están determinados por la interfaz lógica pegado a el y la cantidad de platillos instalados.

El ensamblaje de motor incluye la caja donde va el disco, el motor, el eje de rotación y los cojinetes. De todos los atributos que estas piezas puedan tener, la mayoría de la gente ignora todo menos la velocidad de rotación del motor, que es medida en revoluciones por minuto, o RPM. Tengan presente que existe un rango bastante largo en la calidad de motores y de cojinetes, y que para estos no existen ninguna especificación, pero puede haber algo mencionado en la hoja de información del vendedor. En general, mientras más alto las RPM, mayor será el rendimiento.

Esto ameritaría la pregunta: ¿Entonces por qué no existen discos de 150,000 RPM? ¿Por qué las velocidades caen solamente en unos rangos muy específicos, siendo 5,400, 7,200, 10,000 y 13,000 y 15,000 RPM las más típicas Esto se debe a que es increíblemente difícil aumentar las RPM. Entre otras cosas, al aumentar las RPM, aumenta el calor generado por el motor, la suavidad de los cojinetes se disminuye y el alboroto aerodinámico creado en los bordes exteriores de los platillos del disco hace que se convierta en un problema grave.

Los platillos magnéticos son discos finos de una aleación de metal, que están cubiertos en sus dos superficies por una capa magnética, en las cuales las cabezas magnéticas escriben. Las superficies de estos platillos son extremadamente uniformes y son bien pulidas para suavidad. Habrá uno o más platillos fijados al eje del motor en forma de pila de crepes, dependiendo de la capacidad deseada. La calidad de la superficie afecta tales cosas como la densidad de grabación, cantidad de errores posibles y la altura de vuelo de la cabeza. La densidad del área es la cifra que indica cuántos bits pueden ser correctamente colocados en cada pulgada cuadrada del área de la superficie utilizable.

Existen cabezas enganchadas a un ensamblaje de actuador en cada disco. Esta unidad es parecida a un tenedor con su manija enganchada a un pivote y dichas cabezas magnéticas conectadas al final de los dientes. El ensamblaje del actuador mueve las cabezas para atrás y adelante por encima de la superficie de los platillos de una manera muy precisa, y hay una cabeza por cada superficie de data y dos cabezas enganchadas a cualquiera de los lados de los dientes del medio. La hoja de datos del vendedor del disco indicará cuantas cabezas existen para data, además de información sobre la velocidad de la bobina de posicionamiento que es la que mueve el ensamblaje de la cabeza hacia delante y atrás.

La velocidad de posicionamiento es descrita como tiempo de acceso. La hoja de especificaciones proveerá las figuras para pasos de pista-a-pista. La forma mas adecuada para determinar el tiempo de acceso average sería calculando el average de todas las búsquedas por pista posible. Con frecuencia, este valor es el tiempo que toma para buscar un tercio del arco a través de la superficie, incluyendo el tiempo que le toma detenerse y fijarse al llegar a la pista deseada.

NOTA: Asegúrense de instalar sus discos de manera que queden con boca abajo o de lado. Considere como los discos internos acabaran en su sistema. Por ejemplo – algo q se ve con demasiada frecuencia, lamentablemente – a un usuario que coloca su desktop de manera que quede al lado de su escritorio, ¡y por tanto colocando su disco duro boca arriba! Nunca instalen discos duros de manera tal que vayan a quedar boca arriba, y evite colocarlo a un ángulo de 90 grados, sea apuntando hacia arriba o hacia abajo. Algunos vendedores advierten que no hagan eso, ya que algunas posiciones son muy incomodas para los cojinetes y para la bobina del actuador y podría causar problemas de disipación de calor en el disco.